Con una imagen mucho más adaptada a la realidad de la empresa, la nueva web de Veravic adquiere una mayor profundidad y usabilidad, convirtiéndose en una herramienta de consulta y servicio para todos sus clientes.

La nueva web, a la que se le ha dado un diseño más moderno, mejora el funcionamiento de todas las secciones con las que ya contaba su versión anterior y añade otras nuevas, entre las que cabe destacar el catálogo de productos. Otra de las novedades más importantes de la nueva web, es la sección en la que aparecen las marcas bajo las que comercializa sus productos el Grupo de gestión y desarrollo avícola VMR, al que pertenece Veravic.

En cuanto al diseño, un aspecto clave de la nueva web es su adaptabilidad entre diferentes dispositivos a través de un diseño responsive, que sirve para que algunas de sus funciones (como la geolocalización) aprovechen al máximo los recursos de estos dispositivos móviles.

La Consejería de Economía e Infraestructura, a través de la Secretaría General de Ciencia y Tecnología, ha concedido una subvención a Veravic para el desarrollo del proyecto “Nuevos piensos bacteriostáticos y con digestibilidad para el sector avícola”.

El objetivo general de la investigación es desarrollar piensos con propiedades mejorantes de la salud intestinal, de los índices productivos y del bienestar de las aves. Además de disminuir la contaminación cruzada durante su procesado.

Las infecciones intestinales y parasitarias disminuyen la funcionalidad del intestino y por lo tanto la capacidad de absorber los nutrientes. Además, disminuyen el bienestar de las aves y pueden generar toxiinfecciones alimentarias. Las bacterias patógenas más comunes en las aves son la Salmonella, Campylobacter o Echericha Coli.

Con este proyecto, Veravic quiere establecer estrategias nutricionales que disminuyan la presencia de agentes patógenos en el tracto intestinal de las aves, y que generen en él un medio inadecuado para su proliferación.

 

A partir de la reutilización de los residuos avícolas, el proyecto Karma 2020 desarrollará una tecnología para obtener nuevos envases biodegradables, refuerzos para composites, fertilizantes y tejidos ignífugos y transpirables.

El proyecto Karma 2020 está coordinado por CIDETEC, y cuenta con la participación de 16 entidades, entre las que se encuentra el Instituto Tecnológico del Plástico (AIMPLAS).

El objetivo de esta investigación es extraer la queratina de las plumas de las aves, que se desechan, mediante innovadores procesos que permitan obtener diversos productos de alto valor añadido como son fertilizantes, bioplásticos, biocomposites, aditivos para envases biodegradables o recubrimientos para la industria textil.

Las posibilidades de aplicación de estos materiales son numerosas y muy variadas. Por ejemplo, estas partículas pueden ser incorporadas a biopolímeros obtenidos de fuentes renovables para la fabricación de envases completamente reciclables y biodegradables, idóneos para el envasado de alimentos como los elaborados por la propia industria avícola.