Se acerca la Navidad, y VerAvic ha preparado una selección de productos apropiados para estas fechas.

Por un lado, VerAvic ofrece rellenos especiales de Navidad de la marca Granja Gourmet, platos elaborados muy fáciles de preparar y sin gluten entre los que se puede encontrar pollo de Navidad, capón relleno, pavo relleno o pato a la naranja entre otros.

Además, VerAvic distribuye, un año más, la poularda rellena asada elaborada por la empresa dedicada a la comercialización de productos avícolas, Sertina. Se trata de una rica poularda asada, también muy fácil de preparar, apropiada para un rango de entre diez y doce comensales. Su relleno está elaborado con ingredientes de primera calidad y se presenta envasada al vacío junto a su salsa correspondiente.

VerAvic dispone de aves apropiadas para las fechas navideñas como el pollo de corral, el capón, los pavos y pavitas negros y de granja entre otras especialidades.

Han pasado más de tres meses desde la instalación en nuestra planta de proceso del nuevo sistema de aturdido denominado C.A.S.

Este novedoso sistema de aturdido de aves, en su versión modificada, es el primero que se instala en toda España. Con ello, VerAvic persigue dos objetivos principalmente:

-          Mejorar significativamente el bienestar animal.

-          Conseguir mejores resultados en calidad de canales y despiece.

En cuanto al primero, se ha comprobado por parte de los expertos que este sistema es el menos agresivo de cuantos existen actualmente en el mercado. VerAvic intenta siempre estar a la vanguardia en todos los frentes posibles, y este es uno de ellos que cada día genera una mayor aprobación por parte de los destinatarios finales del producto, los consumidores.

Con los sistemas tradicionales de aturdido, en las canales procesadas, observamos cómo siempre quedan restos de sangre, de mayor o menor intensidad, en las alas, jamoncitos y menos llamativas en las pechugas, cuando el pollo se presenta entero, pero una vez despiezado vemos como las ramificaciones finales de los conductos venosos quedan con múltiples restos que se han quedado atrapados al coagularse antes de su evacuación.

El efecto que produce el nuevo sistema instalado es un mayor y mejor proceso de sangrado. La sangre tarda más tiempo en coagularse y permite la evacuación prolongada de la misma, evitando la acumulación en determinados puntos en los que se hacía difícil conseguirlo. En VerAvic estamos muy satisfechos con los resultados obtenidos, pero nuestra satisfacción se multiplica al recibir los comentarios de nuestros clientes en este sentido.

Durante este periodo hemos podido observar la evolución de la calidad de nuestras canales y despiece a medida que conseguíamos adaptarnos a la nueva situación. El cambio ha sido muy importante y había que modificar muchos parámetros en el proceso para conseguir la correcta relación de tiempos necesarios en cada fase. Esto lo tenemos prácticamente solucionado y los resultados ya han empezado a mostrarse.

Nuestros clientes comprueban cómo cada día reciben canales de tonalidad más blanca, los hematomas producidos en el proceso se han reducido considerablemente hasta desaparecer en muchos casos y la merma producida por estos motivos disminuye, logrando unos rendimientos en despiece nunca vistos hasta ahora. Asimismo, se han reducido las lesiones producidas por la rotura de la horquilla presente en las pechugas. Esta lesión se achacaba como efecto secundario, a las convulsiones producidas en el momento de aturdido eléctrico.

Al tratarse de un sistema mucho menos agresivo, reducimos el estrés de las aves y esto se transforma en una mayor calidad de las canales que afecta a todas las características organolépticas. Canales más tiernas y con un sabor más pronunciado.

Este era nuestro principal objetivo y nuestra satisfacción: poder ofrecer productos de máxima calidad a nuestros clientes directos, que lo agradecen por cuanto obtienen mayor rendimiento en su trabajo, y para los consumidores finales que lo pueden apreciar en su mesa.

La OMS ha emitido un comunicado recientemente para aclarar las conclusiones del informe de la Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer (IARC) que relaciona el consumo de carne roja y procesada con el riesgo de cáncer colorrectal.

Tras recibir “una serie de consultas, expresiones de preocupación y solicitudes de aclaración”, la Organización Mundial de la Salud ha explicado que la revisión de la IARC va en la misma línea de las recomendaciones que la OMS realizó en 2002 en su informe denominado “Dieta, nutrición y prevención de enfermedades crónicas”, que recomendaba un consumo de carne moderado para reducir el riesgo de cáncer. El comunicado explica que “la última revisión de la IARC no pide a la gente dejar de comer carne procesada, pero indica que la reducción del consumo de estos productos puede reducir el riesgo de cáncer colorrectal”.

En dicho comunicado también se anuncia que el grupo de expertos de la OMS que regularmente evalúa los vínculos entre la dieta y la enfermedad se reunirán a principios de 2016 para estudiar las implicaciones en la salud pública de los últimos avances científicos y para conocer la situación de la carne procesada y la carne roja dentro del contexto de una dieta saludable.

 La OMS defiende además la credibilidad de la IARC, agencia independiente establecida hace cincuenta años a través de una resolución de la Asamblea Mundial de la Salud para el control de cancerígenos y cuyo programa de trabajo está aprobado y financiado por los Estados Miembros.