La empresa encargada de la producción dentro del Grupo de Gestión y Desarrollo Avícola VMR, VerAvic, ha recibido con el nivel superior el certificado IFS Food emitido por la entidad reconocida a nivel internacional IFS (International Featured Standards).

Con esta certificación, obtenida tras superar una estricta auditoría que abarca los ámbitos de responsabilidad de la Dirección, calidad y sistemas de gestión de la seguridad alimentaria, gestión de los recursos, planificación y proceso de producción, medición, análisis y mejora y Food defense, la empresa extremeña puede demostrar que los alimentos allí procesados cumplen con los requisitos de calidad y seguridad alimentaria establecidos por la entidad.

La norma IFS Food está reconocida por la Global Food Safety Initiative (GFSI) y se aplica cuando los productos son procesados o cuando existe un peligro de contaminación del producto durante el envasado primario.

Esta norma se ha desarrollado con el apoyo de las entidades de certificación, minoristas, industria de la alimentación y empresas del sector servicios.

La línea de productos elaborados perteneciente a Iberoelaborados, incorpora novedades en su catálogo de cara a la época estival.

La marca de primera calidad sin gluten, presenta una serie de productos fáciles de cocinar compuesta por marinados frescos de pollo, marinados frescos de pavo y elaborados de pollo. Las Chuletas de Pollo a las finas hierbas y la Longaniza de pollo al estilo andaluz se incorporan este verano al amplio catálogo de Granja Gourmet.

La gama de elaborados se presenta en bandejas de varios formatos, adaptadas a las necesidades del cliente.

El 40 aniversario de la feria Alimentaria 2016 finalizó el pasado 28 de abril con un aumento de la asistencia extranjera de más del 2% respecto a la pasada edición. La presencia internacional se ha visto reforzada este año con la llegada de 800 compradores de alto nivel.

El recinto de Gran Vía de la de Fira de Barcelona cerró sus puertas a la vigesimoprimera edición de la Feria Alimentaria 2016 con datos de asistencia superiores a los de ediciones anteriores. La feria bianual acogió en esta ocasión a visitantes de más de 157 países (16 más que en 2014). Por los stands del recinto se distribuyeron más de 4.000 empresas de 78 países diferentes, por las que pasaron 140.000 visitantes.

Desde Alimentaria han destacado la importancia de compradores de América y Asia, algo que la organización considera crucial para la proyección exterior de productos cárnicos, así como el vino y el aceite. Además de la internacionalización, J. Antoni Valls, director general de Alimentaria Exhibitions, ha centrado la atención de la feria en un aumento de la fuerza de la demanda interna.