El Grupo de Gestión y Desarrollo Avícola, VMR, al que pertenecen las empresas VerAvic, Disavasa, Los Ángeles 2010 e Iberoelaborados, ha cerrado 2015 con un incremento de su producción de un 10% con respecto al año anterior.

Sin embargo, debido a los reducidos precios registrados durante 2015, el crecimiento del Grupo en términos de facturación se sitúa en un 3,8% con respecto a 2014, siendo su cifra de negocios 83.364.416 euros.

El posicionamiento del Grupo VMR se ha visto reforzado durante el pasado año, aumentando su presencia en los diferentes canales de venta. De este modo el Grupo evoluciona en el ámbito del comercio minorista y asador, en el área de la gran distribución, en el canal Horeca, en el industrial y también en el mercado internacional. Con respecto a este último, el Grupo VMR cada vez está llevando a cabo más exportaciones, haciendo llegar sus productos a diferentes puntos de África, Asia y Europa.

El Grupo VMR confirma de este modo sus expectativas de crecimiento y afronta 2016 con un claro objetivo de seguir avanzando en todos los canales de venta, cubriendo las diferentes necesidades del mercado.

El catálogo de la marca producida por Iberoelaborados contiene cada vez más referencias. El último producto en incorporarse ha sido la chuleta de pollo a las finas hierbas, un marinado fresco que está teniendo muy buena aceptación desde que se ha lanzado hace alrededor de un mes.

Este nuevo producto está disponible en bandejas de aproximadamente dos kilos y en bandejas de medio kilo y, al igual que todos los elaborados Granja Gourmet, está libre de gluten.

La gama Granja Gourmet se compone de elaborados y marinados frescos de pollo y pavo, todos ellos apropiados para cocinar a la barbacoa. Igualmente, dentro de este surtido de productos se pueden encontrar rellenos frescos y rotis.

Iberoelaborados ofrece así un surtido cada vez mayor de productos de máxima calidad, adaptados a las necesidades del consumidor.

Según datos del Observatorio Cetelem la planificación de gasto de los españoles para la próxima Semana Santa se sitúa en una media de 280 euros, lo que se traduce en un aumento del 11,5% con respecto a 2015, año en el que la media de gasto fue de 251 euros.

Aunque la mayor parte de los encuestados han afirmado que su previsión de gasto en estas fechas no superará los 100 euros, esto es un 28,4% de los encuestados, hay que destacar que un 20,4% ha afirmado que su gasto se situará entre los 200 y los 500 euros y un 12,8% prevé un gasto superior a los 500 euros.

Por otro lado, la encuesta refleja que un 14,2% de los encuestados prevé realizar un gasto superior este año que en la Semana Santa de 2015. Desde 2014 se ha producido un aumento de 6,2 puntos porcentuales en este sentido. De igual modo, también aumenta cada año el número de personas que piensa gastar lo mismo en estas fechas.

Sin embargo, se ha visto reducido el porcentaje de personas que piensan gastar menos que en años anteriores, situándose ahora en un 32,6%.

En cuanto a las preferencias de actividades se han notado diferencias notables con respecto al pasado año. Así, un 56% de los encuestados preferirá quedarse en sus ciudades descansando y disfrutando de amigos esta Semana Santa mientras que el año pasado este porcentaje se situaba en un 18,2%. Un 41,6% afirma que aprovechará las vacaciones para salir a restaurantes, mientras que esta opción la eligieron un 33,6% en 2015 y, por último, se aprecia un descenso de 7 puntos porcentuales de las personas que prevén realizar un viaje durante la Semana Santa, situándose esta preferencia en un 28% en 2016.